``` `
En el suburbio de Sarajevo, en Bosnia, un portero recibió un disparo en la cabeza en pleno partido, se quejó de dolor de cabeza, pero siguió jugando Tras finalizar el encuentro, se supo que el jugador, que no dejó de jugar, había sido alcanzado por una bala.
...
canitoy, 7 years ago
No deja pasar ni una bala