Otra especie humana ya caminaba como nosotros hace 1,5 millones de años

elpais.com El médico holandés Eugène Dubois fue la primera persona de la historia a la que se le ocurrió buscar en las entrañas de la Tierra los restos de ancestros humanos. Se enroló en el Ejército como cirujano para poder ser destinado a las Indias Orientales Neerlandesas, las colonias gestionadas por los Países Bajos durante el siglo XIX en la actual Indonesia. Y, en 1891, en las junglas de la isla de Java, Dubois encontró su sueño: los restos fósiles de un “hombre-mono erguido”, al que bautizó Pithecanthropus erectus. La evolución humana, planteada por Charles Darwin cuatro décadas antes, quedaba demostrada frente al relato bíblico de la Creación de Adán y Eva.


Comentar como: