``` `
Xiao Li, una niña china de 11 años es el último ejemplo de la brutalidad a la que pueden someter algunos padres a sus hijos. Li fue encontrada el pasado 8 de mayo, desamparada, caminando por una carretera de la provincia de Shinchang, mientras hablaba sola e insultaba a los transeúntes. Quienes la abordaron descubrieron que le habían cosido los labios con hilo de pescar, tenía el cuerpo lleno de cicatrices y su cuero cabelludo estaba parcialmente despoblado de vello.
...
Crater, 7 years ago
"Le cosió la boca porque se quejaba de los gifs".