Una enferma terminal de 13 años gana la batalla para morir dignamente

elpais.com Hannah Jones tiene 13 años y ha sufrido una extraña forma de leucemia que ha generado en una afección cardiaca. La enferma terminal es hoy noticia en buena parte de los medios ingleses porque ha rechazado someterse a un trasplante de corazón que podría salvarle la vida. La paciente ha señalado a los doctores que la intervención sería demasiado arriesgada y que podría no funcionar, por lo que prefiere pasar sus últimos días en compañía de su familia y amigos.


Comentar como:
Facso Facso el 11-11-2008 13:39 votos: 0, karma: 20
Esto es tener pantalones. Aunque no se como los doctores pudieron aprobar un transplante de un corazón que puede ser más útil a otra persona, siendo que esta condenada a muerte sin importar que le hagan el transplante o no.