Se “embarazan” en China para que las dejen sentar en el metro

milenio.com Los vientres de silicona para fingir un embarazo, disponibles en muchas tiendas online de China, se han convertido en un gran negocio en el país asiático, donde muchas mujeres los utilizan para lograr que les cedan el asiento en los transportes públicos, entre otras ventajas.

Según cuenta hoy el diario "Nuevo Pekín", este producto, disponible por entre 300 y 700 yuanes (entre 40 y 90 euros, aproximadamente), se vende muy bien, promocionado en las páginas web e incluso en los medios como una forma de conseguir esos "privilegios" de los que disfrutan las embarazadas.

"Ya no necesitará hacer cola y cada día en el autobús podrá tener asiento", se publicita, por ejemplo, en una de las páginas promocionales de estos implantes, en principio pensados para disfraces o como protectores de las embarazadas reales pero que han tenido más éxito con un uso distinto a los pensados originalmente.


Comentar como:
canitoy canitoy el 07-03-2013 12:29 votos: 0, karma: 19
Yo por eso me hago el dormi... digo, ocupo los lugares no reservados